Además de aportar belleza al entorno, los tonos púrpura y violetas envuelven en sí toda una simbología de poder. Es por esta razón que el emperador romano, su esposa y su heredero eran las únicas personas para las que se reservaban las túnicas en tonalidades púrpuras, siendo que la mayor presencia de estos tonos en la vestimenta evidenciaban la importancia de quien la usaba.

Pero estas tonalidades también han sido asociadas a lo largo de la historia con la práctica de algunos cultos religiosos como es el caso de algunas manifestaciones del cristianismo en los que el violeta sirve para identificar a ciertos miembros de importancia dentro del culto. De esta manera sucede en el catolicismo, cuyos obispos utilizan sotanas en tonalidades violáceas para sus actos oficiales.
En la Iglesia Católica una de las principales manifestaciones de penitencia está representada en los tonos púrpura, esto en honor de Jesucristo de quien se afirma que antes de morir en la cruz llevaba puesta una túnica de hermosa tonalidad lila, los católicos visten prendas de ese tono para hacer penitencia durante su semana más importante, La Semana Santa, en la que conmemoran la pasión y muerte de Jesús de Nazareth.

Indudablemente estos tonos están envueltos para nuestra mente en una oleada de significados religiosos y de poderío, por lo que quienes visten de este tipo de tonalidades suelen ser asociados con el misticismo.
Naturaleza, alimentación saludable, biodiversidad, protección al ambiente son algunos de los conceptos que se vienen a la mente cuando pensamos en las tonalidades verdosas. Las hojas de los árboles, las ensaladas más saludables y la fauna que se confunde con el follaje de las plantas son parte de todo lo que nos deleita de la naturaleza y son estos tonos los que automáticamente nuestro cerebro asocia con lo más hermoso de la tierra.

La pigmentación de las plantas se produce a causa de la clorofila que da a sus hojas la diversidad de tonos verduscos que tanto identificamos con la naturaleza y lo asociamos de esta manera gracias a que son esos los colores que abundan en los bosques, primer hogar que tuvo el ser humano millones de años antes de las primeras casas hechas de barro y hasta de los grandes rascacielos donde algunas personas colocan plantas para sentirse cerca de la naturaleza.
Cuando decidimos tomar medidas para cuidar nuestra salud, lo primero que hacemos es modificar nuestra alimentación para hacerla más saludable; de manera automática pensamos que las ensaladas con muchos vegetales, las merengadas y jugos de tonalidades verdosas como parte de la respuesta para un cuerpo más sano. Esto lo hacemos precisamente porque sabemos que lo natural es bueno y lo que abunda en la naturaleza es justamente esaverdosidad que tanto nos deleita de las plantas.

Cualquiera de las tonalidades de este hermoso color, siempre estarán asociadas directamente con nuestros bosques, con la vegetación y lo más saludable.
Empezaremos por definir que las tonalidades de los colores se producen por la cantidad de luz presente en él, mientras más luz es más claro el tono y a menor presencia de luz éste se ve más oscuro.

En el caso de los tonos rojizos, existen un total de 105 variedades, siendo que las más intensas son asociadas a la pasión, el fuego y la sangre. Pueden incluso ser tan invasivas que resulten incómodas para la vista y el cerebro de algunas personas ya que se relacionan con emociones fuertes.
A medida que la presencia de luz en los tonos va suavizándolos, también se suaviza la forma en la que lo percibimos. Por ejemplo, aquellos que al colorear un mandala eligen Tonalidades Rojizas de manera intuitiva, quiere decir que su subconsciente está asumiendo esos tonos para exteriorizar el buen momento en el que siente que se encuentra.
De cualquier forma que se presenten las tonalidades rojizas, siempre causarán impacto en las personasya que los tonos, aunque cálidos, siempre tendrán una fuerza emocional potente, aún en la presencia de mayor o menor cantidad de luz.Estas emociones pueden ser positivas como el amor, la pasión, la valentía, el coraje o negativas como la guerra, la ira y la agresividad.


El otoño es la época del año en que la mayoría de los países que cuentan con 4 estaciones pueden disfrutar de diversas tonalidades anaranjadas tanto en las hojas que caen de los árboles, como en las famosas calabazas decoradas para el día de brujas. Pero existen otras regiones a las que asociamos los tonos anaranjados durante todo el año:los países tropicales.

Nuestra mente piensa en el trópico cuando vemos el anaranjado porque nuestro subconsciente recuerda las frutas típicas de los países tropicales que se caracterizan por tener estas variedades de colores. Es inevitable pensar en los países del sur de América y que rápidamente al cerebro vengan imágenes de frutas de colores brillantes y exóticos.
Pero además del de algunas frutas tropicales, nuestra visión es capaz de percibir más de 40 coloraciones anaranjadas,producto de la mezcla de tonos amarillos y rojizos.Estas tonalidades representan la jovialidad, la alegría y diversión, por eso personas muy extrovertidas, como las que se encuentran en el mundo artístico, utilizan estos tonos para ser el centro de atención en reuniones sociales.
Por eso, si eres extrovertido y te gusta llamar la atención, seguramente eres de aquellos que disfrutan de usar tonalidades anaranjadas y disfrutan del brillo de estos tonos en las frutas tropicales y comidas exóticas.



El color que representa la máxima presencia de luz puede tomar diferentes tonalidades, al igual que sucede con la iluminación a lo largo del día pues a unas horas la luz puede verse más clara o menos iluminada.

Es así como entre las Coloraciones Blanquecinas puedes encontrar tonos que parecen tener un toque de azulado o amarillento, algunas más brillantes y otras más opacas, todo va a depender de la intensidad de luz que esté presente en cada tono.

Y aunque cambien las tonalidades, la sensación que generan todas las coloraciones blanquecinas en las personas al observarlos siguen manteniéndose en la línea de la calma, la paz y la reconciliación. Claro está que mientras más oscuro o amarillento transmitirá menos pulcritud. Así que si vas a usar uno o varios tonos blancuzcos, ten en cuenta que a más presencia de luz y brillo, más sensación de limpieza y pureza dará.
¿Te has preguntado por qué cuando nace una niña toda la decoración tanto de la habitación como para la bienvenida y todo su vestuario es cuidadosamente seleccionado en tonalidades rosadas? Bien, esto se debe a que los tonos rosáceos son universalmente asociados con lo femenino, la sensibilidad y el romanticismo, características muy comunes en las niñas.


La flor considerada como la más hermosa es la Rosa y es ésta precisamente la que ha simbolizado a la mujer por muchos años ya que todas las cualidades que se le atribuyen son sumamente femeninas como la sutileza, la amabilidad, la belleza y delicadeza. Es por eso que cuando nace una niña, se le engalana con todos rosados que la pongan en conexión con la feminidad.
Así mismo, las coloraciones rosadas representan al mundo de los sueños, forman parte de las ilusiones y desde siempre se ha pensado en la mujer, y muy especialmente cuando son niñas, con el mundo de las fantasías y las ilusiones. Las mujeres suelen ser soñadoras y por eso los tonos rosáceos son los que mejor las suelen definir.

Nunca verás la habitación de un recién nacido varón decorado en tonos rosado pastel, pues estos son tonalidades netamente femeninas y aunque, con el pasar de los años el hombre ha aceptado más estos tonos dentro de la ropa y otros accesorios masculinos, pero culturalmente en el nacimiento siguen siendo los rosados los que identifican a las niñas.